Filosofía Cultivo ecológico

El respeto por la naturaleza y sus ciclos, así como el convencimiento de que solo desde esta admiración es posible lograr grandes cavas y vinos, es una constante en la historia de Juvé & Camps.

Se manifiesta hoy en la total reconversión ecológica de nuestros viñedos, en su cultivo responsable con el entorno y el medio ambiente, y en las prácticas vitícolas de bajo rendimiento, orientadas a la obtención de la máxima calidad de las uvas de forma completamente natural. Viticultura consciente y consecuente que considera la viña como parte del paisaje, y el vino expresión de su ecosistema.

En 2015 Juvé & Camps consigue la estricta certificación de viticultura ecológica. Para lograrlo, hemos realizado los cambios precisos de las prácticas agrarias y reestructurado el viñedo, eliminando el uso de insecticidas y herbicidas químicos. Para neutralizar y combatir las enfermedades de la vid producidas por hongos solo se utilizan productos orgánicos, autorizados por la normativa. A su vez, periodos de hasta 7 años de barbecho permiten que la tierra descanse y se recupere. El resultado: uvas sanas, equilibradas y de máxima calidad.

Filosofía Cosecha manual

Llega la vendimia a Juvé & Camps. Es el momento más esperado, la hora de recoger los frutos de un año de dedicación y cuidado de las viñas.

A primeras horas de la mañana los vendimiadores se afanan entre las hilas de cepas, manejando delicadamente sus tijeras, cortando solo los racimos sanos y enteros. Es la primera selección de uvas. Junto a ellos, las pequeñas cestas de plástico se van llenando. Luego, los tractores y sus remolques inician el corto trayecto a la bodega. La "mesa de selección" espera para un segundo cribado. Solo las uvas perfectamente maduras y sanas serán aceptadas. En Juvé & Camps lo tenemos claro: la calidad empieza en el viñedo.

La recogida manual de las uvas es una práctica que se mantiene desde los inicios de la bodega. La realizan vendimiadores vinculados durante años, incluso generaciones, a Juvé & Camps. Son parte de la familia. En sus manos está depositada la tarea más delicada, ya que de ella depende en gran parte la calidad del futuro vino. Hay que evitar que los granos se rompan por aplastamiento al depositar los racimos en las pequeñas cajas de plástico. Y manejarlas con cuidado, evitando sacudidas, cuando se cargan en los remolques. Al final, tras la dura jornada, la satisfacción del trabajo bien hecho.

Filosofía Elaboración artesanal

Cada vino y cava de Juvé & Camps es un relato, un paisaje, una pequeña parte de la historia de la familia. Por eso los elaboramos poniendo cuerpo y alma en ello.

Desde el cuidado de la viña y la selección de las uvas, hasta el proceso de elaboración, buscamos el necesario equilibrio entre lo mejor de la tradición vitivinícola y los adelantos de la enología. Pero siempre manteniendo el espíritu artesanal, el orgullo y satisfacción del trabajo honesto, bien hecho, que nos caracteriza desde la fundación de la bodega. Porque queremos que nuestros cavas y vinos cuenten su historia al hilo de la degustación.

Filosofía Pioneros del Gran Reserva

Perfecta integración del gas carbónico, gran complejidad aromática, sabor delicado y fresco, largo y permanente, son atributos de los mejores cavas. Algo que exige tiempo, mucho tiempo. Es la lenta crianza del vino con sus lías tras la segunda fermentación en la botella.

Partimos de uvas de extraordinaria calidad, extremando la selección de las variedades, tanto tradicionales macabeo, xarel·lo y parellada, como chardonnay y pinot noir. En 1972 aparecía en el mercado Juvé & Camps Gran Reserva. Comenzamos a hacer historia. Luego seguirían Juvé & Camps Reserva de la Familia, el cava Gran Reserva Brut Nature más vendido del mundo; y La Capella, con 108 meses de crianza, todo un récord.

Desde su nacimiento, los cavas Gran Reserva de Juvé & Camps han sabido mantener su carácter festivo sin perder la necesaria complejidad, cremosidad, y profundidad. Actualmente, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava califica como Gran Reserva el cava que se ha dejado reposar en botella durante su crianza en rima un tiempo no inferior a 30 meses. Una escarapela en negro lo diferencia de los demás, para que el consumidor pueda distinguirlo fácilmente. Además deben indicar la añada. En Juvé & Camps empezamos a hacerlo hace más de 40 años.